Solo podemos consolidar el presente del tratamiento de aguas residuales con la mirada puesta en el futuro. ¿Hacia dónde va nuestro sector? ¿Cómo esperamos que progrese el control y la depuración de las aguas?

En gran medida dependerá de nuestros objetivos. Esbozaremos algunas de las metas que nos ocupan en Aqua Química a lo largo de este artículo.

Tratamiento de aguas residuales para el progreso y desarrollo

Entre las ambiciones que nos planteamos para un futuro cercano, se encuentran las siguientes:

  • Calidad y cualidad del agua. Es vital ganar en la calidad del agua adaptada a los procesos industriales, pues está directamente relacionada con la eficiencia y los resultados. Cuanto mejor sea el agua, menos pérdidas habrá en cuestiones de rendimiento energético y producción industrial.
  • Futuro verde. Nuestra responsabilidad es tener muy en cuenta el impacto medioambiental de los procesos de saneamiento en el agua y el fango
¿Cuál es el futuro del tratamiento de aguas residuales?

Esto incluye una revisión completa de los productos químicos empleados. Además, de acuerdo a los principios de economía circular, la exigencia debe apostar por la sostenibilidad ambiental sin olvidarse de las estructuras económicas que sostienen el sector.

  • Una alianza con la tecnología. A día de hoy, ya se está trabajando sobre algoritmos complejos que podrán controlar parámetros de las depuradoras (biológicos, electromecánicos, químicos…). Estos estarán integrados desde la nube y podrán monitorizarse desde el exterior de la planta. Aprovechar las ventajas de la tecnología nos permite reducir los costes de mantenimiento y disponer de un mayor control de todos los procesos del tratamiento.

Mirar al futuro es un ejercicio de responsabilidad y compromiso con nuestros clientes y nuestro planeta. El tratamiento de aguas residuales es la clave del aprovechamiento de nuestro recurso más preciado e indispensable para la vida.

Póngase en contacto con Aqua Química para recibir más información.

Contactar