En numerosas ocasiones te hemos hablado acerca de la importancia del tratamiento de aguas residuales como parte fundamental en el ciclo del agua en nuestros días. La recogida de diferentes tipos de residuo, tales como el vidrio, metal o papel (así como muchos otros componentes) permite que el cauce del agua sea completamente limpio.

Sin embargo, este mes queremos hablarte de unos beneficios completamente diferentes. Y es que, gracias a estos procedimientos, logramos que un residuo inútil y contaminante pase a ser un recurso muy beneficioso.

A lo largo de este artículo te descubriremos cuatro de ellos.

Los 4 recursos que obtenemos

Muchas plantas que realizan el tratamiento de aguas residuales han incorporado el tratamiento avanzado de lodo por medio de secado térmico.

Gracias a este proceso se cogenera energía eléctrica altamente eficiente que nutre las necesidades de la propia planta. Y si hay excedente se puede retornar a la red.

Además, como se seca el lodo se transforma en compost o abono de gran calidad y con muchas propiedades como fertilizante.

Otro de los fertilizantes que se obtiene es la estruvita, también llamada “oro blanco”. Su color se debe a su contenido, en el que predomina el fósforo. Este componente es tan valioso porque no se puede sustituir de forma sintética, no es renovable y es fundamental para la vida.

También hay que mencionar el biogás que se obtiene a partir de la actividad de las depuradoras. En la actualidad, su importancia es tal que se están realizando pruebas en las gasineras (gasolinas con estación de gas) para emplearlo como biocombustible.

En Aqua Química ponemos en valor el tratamiento de aguas residuales por los beneficios que tiene para nuestro planeta, no solo reduciendo la contaminación, sino también impulsando la generación de nuevos recursos.

Si requieres más información, contáctanos sin compromiso.

Contactar